Luiz Incio Lula da Silva se enfrenta a su primer test a menos de dos meses de su asuncin como presidente de Brasil, al impulsar una enmienda constitucional que le permita financiar sus multimillonarias promesas de campaa.



En su campaa, el veterano progresista prometi aumentar el salario mnimo, crear un nuevo subsidio para las familias pobres con nios menores de seis aos y mantener la principal ayuda social en 600 reales (u$s 110) a partir de enero. De acuerdo con las normas presupuestarias actuales, el pago debera bajar a 405 reales (u$s 77).



Sin embargo, Lula tiene poco margen de maniobra, ya que gran parte del presupuesto del prximo ao ya ha sido asignado por el Congreso y el gobierno de Jair Bolsonaro. Adems, est limitado por el techo de gasto establecido por la Constitucin brasilea, que limita los aumentos presupuestarios a la inflacin.

Brasil: Lula o Bolsonaro? A quin ‘quieren’ ms los inversores internacionales



Despus de reunirse con los lderes del Congreso la semana pasada, Lula -que derrot por poco margen al derechista Bolsonaro en segunda vuelta– ha optado por buscar una enmienda constitucional que asignara 175.000 millones de reales (u$s 32.000 millones) de fondos para sus planes de bienestar social fuera del techo, eludiendo as sus limitaciones.



Se trata de una estrategia arriesgada que inevitablemente implicar compromisos polticos, incluso antes de que el mandatario de 77 aos tome posesin de su cargo el 1 de enero. Tambin parece causar malestar entre algunos inversores. La semana pasada el real brasileo cay cerca de un 5% frente al dlar estadounidense durante la ltima semana, mientras que el Bovespa baj un 7%.



Muchos economistas siguen preocupados por el compromiso de Lula con la responsabilidad fiscal, sobre todo porque an no ha sealado la direccin econmica de su administracin con el nombramiento de un ministro de Economa.



“La enmienda se est negociando sin el nombramiento de un ministro de Economa y los nmeros que se citan son bastante altos”, dijo Rafaela Vitoria, economista jefe del Banco Inter. “Parece que los polticos estn aprovechando una vez ms la oportunidad de aumentar los gastos sin rendir cuentas”.



Conocidas como PEC, las enmiendas a la Constitucin deben ser aprobadas por tres quintos de los legisladores en dos votaciones consecutivas en cada cmara del Congreso, un proceso largo que el equipo de Lula necesitara completar a mediados de diciembre para mantener el pago de 600 reales en enero.



Desde el punto de vista poltico, la medida dara ventaja a los lderes del Congreso.

Brasil: el plan econmico de Lula que desvela a los inversores



Arthur Lira
, presidente de la Cmara Baja, y Rodrigo Pacheco, presidente del Senado, se presentan a la reeleccin en febrero y utilizarn el PEC como moneda de cambio para generar apoyo a sus candidaturas.



Lira
, un exaliado de Bolsonaro, abraz rpidamente a Lula tras su victoria electoral el 30 de octubre, en un giro que subray la maleabilidad poltica de Brasilia.



En virtud de la enmienda propuesta, el gasto actual en asistencia social de 105.000 millones de reales (u$s 20.000 millones), incluido el pago mensual de 400 reales de Auxlio Brasil, quedara fuera del lmite de gasto.

La difcil presidencia de Lula con un pas dividido y sin fondos para aumentar el gasto pblico



Otros 70.000 millones de reales (u$s 13.3000 millones) se destinaran a mantener el Auxilio Brasil en su nivel actual de 600 reales y a crear una nueva ayuda de 150 reales (u$s 28) para las familias pobres con nios menores de seis aos. Se espera que la votacin de la enmienda comience a finales de este mes.



Los aliados de Lula dicen que quieren mantener el programa de asistencia social permanentemente fuera del techo de gasto, aunque esta posibilidad ha suscitado preocupaciones sobre el desvo fiscal y probablemente complicara la aprobacin de la enmienda en el Congreso.



Antes de elegir el PEC, Lula haba considerado la posibilidad de emitir un decreto tan pronto como asumiera la presidencia, para poder mantener los pagos elevados de la asistencia social.



Sin embargo, esto ocurrira demasiado tarde para el pago del mes, lo que significara que los beneficiarios recibiran pagos reducidos durante sus primeras semanas en el cargo.

Brasil: Lula busca cambiar la Constitucin para financiar planes sociales