(Lisboa, 1965) Tras pasar por el festival Cine por mujeres de Madrid, la actriz y directora Maria de Medeiros recibe este viernes el Premio Especial 60 Aniversario del Festival Internacional de Cine de Gijn (FICX).

En el FICX de Gijn se proyecta su pelcula ‘A nuestros hijos’, sobre la hija de una represaliada de la dictadura militar brasilea que desea tener descendencia con su pareja, que es otra mujer.
El deseo es mucho ms grande que la necesidad. El deseo es quizs lo ms creativo que existe. Porque el deseo encuentra siempre formas. Y quizs toda la historia del arte es contar las formas increbles que tiene el deseo de cumplirse.
Hasta qu punto la pelcula est en sintona con esa frase de ‘Cuentos de Tokio’ (1953) que dice que “los hijos siempre decepcionan a los padres”?
Es verdad que la transmisin entre generaciones es compleja y que esta transmisin se va produciendo, pero no siempre de la manera que quisiramos. Tiene formas muy tortuosas.
En qu sentido?
Antes de esta pelcula yo haba hecho un documental, ‘Repare bem’, que me haba propuesto la Comisin de Amnista y Reparacin en Brasil, bajo mandato de Lula, cuando se estaba haciendo ese proceso de reparar a las vctimas de la dictadura militar. Y entrevist a una mujer extraordinaria que se llama Denise Crispim, que ha tenido un periplo de superviviente alucinante: tuvo su beb rodeada de metralletas en la crcel, su marido fue asesinado despus de ser una de las personas ms torturadas de Brasil, luego ella consigui huir a Chile, pero entonces, de nuevo, el golpe militar, en este caso de Pinochet… De alguna forma eso est un poquito presente tambin aqu, en esta pelcula. Y la relacin de esta generacin con la de sus hijas, que es extremadamente individualista y va a lo suyo. La de su madre se ha dejado la piel, y muchas veces la vida, por una idea de lo colectivo. Y ambas se confrontan. En ese sentido, hay un sentimiento, un miedo a ser defraudado, muy fuerte.
Cree en la historia como movimiento pendular?
No soy una idealista. Me gusta ms creer en la dialctica de que vamos mejorando. Pero, sin duda, ahora se da toda esta ola de extrema derecha y de fascismo. Es una ola que viene para apagar la memoria y que puede instalar la alienacin absoluta. Por eso creo que la gran resistencia es recordar. Siempre. Por eso no me interesa mucho dar espacio a los fascistas.
Cmo ha sido su experiencia como madre?
Respeto las elecciones de todos, pero para m haber tenido dos hijas fue sin duda un aprendizaje increble. Y un abrirse desde una visin egosta. Es una aventura extraordinaria, porque ellos te ensean mucho y t aprendes mucho sobre ti mismo tambin. Entonces la recomiendo hasta como aventura individualista. Se manifiesta de formas distintas y, por ejemplo, hacer una pelcula es una forma de maternidad o paternidad. Porque tambin te vuelves una fiera para defenderla.
Paradjicamente, sta es una poca en la que cada vez cuesta ms tener hijos.
Esta pelcula naci de una obra de teatro que Laura Castro, que es la actriz que hace de hija, escribi a partir de su experiencia personal de madre de tres hijos con otra mujer. Yo ignoraba todos los procesos que tuvieron que pasar. Y he visto que es necesario luchar mucho para ser madre o padre como pareja homosexual. Y en general, por supuesto. O sea, es una lucha con la medicina, con la tcnica, con la moral, con la sociedad, con los papeles. Pero lo que sent justamente es que ah estaba algo que contaba la fuerza del deseo. Y que la vida puede venir no slo como est establecido en los estndares de la familia tradicional, sino que la familia se elige por deseo, no tiene que ser una imposicin. Y que la vida tambin se realiza a pesar de las normas.
Antes hablaba de Brasil. Qu ha pasado en el pas?
Tengo la sensacin de que la mitad de Brasil est lobotomizada. Todo viene por el lenguaje de fanatismo religioso que impera. No fue evaluadoel peligro que eso representaba en borrarla relacin con la realidad. Porque las personas viven en una realidad paralela.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Maria de Medeiros: “La mitad de Brasil est lobotomizada”